¿Qué es la preimpresión y cuál es su importancia en el proceso gráfico?

Cuando una impresión sale bien nos encanta mirar una y mil veces el resultado. Pero en pocas ocasiones pensamos en el trabajo de preimpresión que se ha llevado a cabo para todo salga a pedir de boca. Te explicamos en qué consiste este proceso para que entiendas su importancia.

 

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA PREIMPRESIÓN?

Podría definirse como un proceso compuesto de varias fases encaminadas a adaptar los diseños originales para que, al ser impresos, se obtenga el mejor resultado posible. Te explicamos a continuación todas las operaciones que esto conlleva.

 

LA PREIMPRESIÓN PASO A PASO

 

  • RECEPCIÓN:

En las imprentas recibimos diferentes tipos de originales, desde fotografías en negativos hasta gráficos creados a ordenador. Pasando también por ilustraciones que es necesario digitalizar o diseños en PDF. En todos los casos las imágenes originales deben pasar por un proceso de retoque de diseño y formato para que el resultado de la impresión sea el idóneo.

  • TRATAMIENTO Y RETOQUE: 

En función del lugar y el material en el que se quiere imprimir, se optimizarán aspectos como la resolución, el tamaño o el color. En caso de que haya texto añadido, se deben revisar que las alineaciones, sangrías, etc, son las correctas. Sobre la imagen, por otro lado, deben hacerse diferentes pruebas de tono y luminosidad. Así como  también las correspondientes conversiones a RGB o CMYK para posteriormente pasarlas a TIF o JPEG.

  • MAQUETACIÓN: 

En esta fase del proceso se genera el documento que finalmente se va a imprimir, por lo que se optimizan aspectos como la resolución, el tamaño o el color. El objetivo final es que el montaje final de la página sea perfecto. Cuando consideramos que la imagen está lista, se pasa a un formato de salida (generalmente será PDF o Postcript). Luego se envía a la conocida como unidad RIP (un programa que controla la impresora).

  • VALIDACIÓN DE IMPRESIÓN: 

De entre todos los sistemas de impresión que existen, hay que elegir cuál es el mejor para el caso concreto que nos ocupa. En función de esta decisión, la imagen deberá llegar en un formato u otro. Para que de esta forma el RIP cumpla con su cometido y la impresión quede perfecta.

  • PRUEBAS DE PREIMPRESIÓN: 

En muchas ocasiones se realizan pruebas de impresión, de color y exposición antes de imprimir de forma definitiva. Así se pueden corregir algunos errores que todavía puede tener el diseño. Un buen ejemplo son los ferros que se utilizan en las publicaciones impresas y que revisan los propios clientes.

Ahora que conoces un poco mejor los procesos de preimpresión que llevamos a cabo para que el resultado sea siempre el que esperas, ¿sigues teniendo dudas sobre estos sistemas o sus resultados? Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos encantados.